En septiembre de 2003, recién desalojado el Centro Social Okupado el Laboratorio —“El Labo” *—de su cuarta ubicación, gentes participantes en los diferentes proyectos de espacios sociales de Lavapiés en los años anteriores, meditábamos sobre la posibilidad de dar uso a los solares que estaban cerrados y en desuso desde mucho tiempo atrás en el barrio.

En paralelo, el arquitecto y artista sevillano Santiago Cirugeda** fue invitado a participar en el MAD 03 (Jornadas de Arte organizadas por la asociación de artistas de Madrid, AVAM).

Puestos en contacto, llegamos al acuerdo de buscar un solar*** donde él instalaría un elemento modular de estructura de andamio, con los recursos del evento, que permanecería durante unas semanas y sería utilizado como centro social. Para nosotras era un experimento interesante a varios niveles aunque eramos conscientes de la dureza de ensayar un centro social en un espacio semi-abierto y de dimensiones reducidas como sería el módulo.

La estructura fue instalada por la empresa que nos la alquilaba pero era necesario cubrirla y acondicionarla mínimamente para el otoño.

dscn2945dscn2939

La estructura de andamio.

El alquiler de la estructura agotó el presupuesto aportado por S.G. Así tuvimos que asumir colectivamente esta tarea; esto nos cogió un poco por sorpresa aunque lo hicimos no sin alegría. Como siempre, la energía de alguien tira para adelante y los demás siguen. Funciona la ilusión, los afectos, la solidaridad y se reproduce el pequeño milagro del hacer colectivo.

La mayor dificultad consistía en conseguir los materiales necesarios. Se daba la circunstancia de que en ese momento había en el solar algunos materiales de obra acumulados por una constructora debido a la rehabilitación de algún edificio colindante. Entre estos, unos casetones de PVC para encofrar forjados, que pudimos comprar por poco dinero y utilizamos como cubierta y cerramiento exterior.

DSCN0543dscn2892

Cerramiento y cubierta con los casetones.

En paralelo, se cubrió el módulo con una gran lona de publicidad vertical —la habíamos comprado en un chatarrero tiempo atrás para una de las intervenciones de “Barrios, Creando, Barrios”.****

dscn2909dscn2891dscn2883

La colocación de la lona.

También conseguimos recuperar los materiales desechados del desmontaje de una exposición oficial (es escandaloso la cantidad de material en buen uso que se tira después de las exposiciones, y se transforma en basura). Esto nos proporcionó algunos tableros de DM, metacrilato e incluso algún paño de vidrio.

Visto en la distancia, fue una muy bonita manera de iniciar la aventura del solar y le dio visibilidad al trabajo que desde la Red y el Labo veníamos desarrollando, a pesar de las dificultades, desalojo tras desalojo.

dscn2493

En términos prácticos el módulo no fue muy útililizado; era frio, el alquiler de la estructura era caro y finalmente hubo que desmontarlo —en nuestro caso hemos reutilizado los materiales en otras construcciones—. Tampoco tuvo tiempo de consolidarse en la imaginación de la gente como espacio de reunión. Sin embargo era bizarro y llamativo y se montó en él alguna exposición.

Creo que el proceso fue positivo y desde luego nos permitió imaginar la permanencia en El Solar.

Y así es cómo quedó.

pan23

Y no debió ser mala solución, a pesar de surgir de la precariedad y la reutilización de lo que había, por lo menos en el plano estético ya que el propio S.G. lo ha empleado después como puede verse en en su “Protesis Institucional para el Espai d’Art Contemporani de Castelló.

Estoy por afirmar que somos lo que se llama “un nicho de creatividad social” ;-)

———————–
*
El Laboratorio fue un proyecto de Centro Social Okupado que se ubicó hasta en cuatro edificios emblemáticos de Lavapiés, tras los sucesivos desalojos, y llegó a convertirse en un referente metropolitano en su versión 03. Este éxito se produjo en parte porque supo fundirse con colectivos y vecin@s que, a su vez, hicieron suyo el espacio y el proyecto.

**
Cirugeda venía desarrollando una investigación sobre la legislación andaluza acerca de solares sin desarrollar por largos períodos en el centro urbano y la posibilidad legal para usarlos y estaba interesado en explorar esta vía en algún solar de Madrid.

***
El solar elegido fue el de la calle Olivar debido a su situación peculiar dentro del Plan General de Ordenación Urbana, pues siendo la propiedad privada había sido calificado como dotacional público. Además se trataba de dos propiedades (el 48 y el 50) y, al parecer, bastante divididas. Fue gracias a una parte de esa propiedad, con la que pudimos contactar, que se nos facilitó la entrada —para ellos era una forma de demandar al Ayuntamiento que se hiciera cargo del mismo mediante la expropiación.

****
Barrios, Creando, Barrios fue la tercera convocatoria de Arte Público y Acción Directa realizada a iniciativa de la Red de Lavapiés y la primera con carácter metropolitano. Se llevó a cabo en Lavapiés y otros barrios de Madrid.

Anuncios